INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

GARBANZOS COCIDOS 300 g

BACALAO PUNTO SAL 150 g

LANGOSTINOS 8 unidades

PUERRO 100 g

PIMIENTO VERDE 50 g

PIMIENTO ROJO 50 g

CEBOLLETA 1 unidad

AJO 3 dientes

PASTA DE TOMATE 1 cucharada

SALSA ROMESCO PREPARADA 1 cucharada

TOMATE NATURAL 1 unidad

VINO BLANCO 50 ml

AZAFRÁN cs

SAL cs

AOVE 100 ml

CEBOLLINO cs

LAUREL 1 hoja

ELABORACIONES.

Pelamos los langostinos y les quitamos las cabezas y las pieles.

En una olla con un poco de aove, rehogamos la parte verde del puerro, el laurel, la cebolleta y cuando esté dorada le añadimos las cabezas y pieles, el vino blanco y la pasta de tomate.

Rehogamos unos minutos la preparación anterior y añadimos  1 litro de agua,  dejamos cocinar a fuego fuerte 10 minutos,  colamos y mantenemos en caliente.

Picamos el blanco del puerro y lo rehogamos en una cazuela con 100 ml de aove, cuando coja color añadimos el ajo rallado y los pimientos cortados en dados.

Pasados 10 minutos, añadiremos el tomate natural rallado y cuando evapore el agua añadimos el azafrán, a continuación añadir los garbanzos y cubrirlos con el fumet que tenemos preparado.

Una vez que rompa a hervir añadimos el bacalao y cocinamos todo junto 10 minutos.

Añadimos la cucharada sopera de salsa romesco y rectificamos de sal,  tapamos el guiso y reposamos 10 minutos.

En una sarten a fuego vivo salteamos las colas de langostinos 1 minuto.

Servimos los garbanzos con los langostinos y cebollino picado.