INGREDIENTES PARA 60 UNIDADES

HARINA REPOSTERÍA 500 g

LECHE ENTERA 200 ml

AGUA DE AZAHAR 50 ml

LEVADURA QUÍMICA 1 sobre

SAL cs

MANTEQUILLA 80 g

SÉSAMO TOSTADO cs

ACEITE DE GIRASOL 1 litro

MIEL cs

FECULA DE MAIZ cs

ELABORACIONES.

Tamizamos la harina con la levadura y la sal y la disponemos en un bol grande.

Calentamos la leche con la mantequilla ( unos 30 grados) y se la añadimos a la harina,  comenzamos amasar y vamos añadiendo el agua de azahar poco apoco, hasta obtener una masa suave.

Si fuera necesario añadimos pequeñas cantidades de leche extra a la masa para poder obtener el resultado deseado.

Dividimos la masa en 6 porciones y la tapamos con film durante 1 hora aproximadamente.

Estiramos la masa sobre fécula de maiz con la ayuda del rodillo hasta dejarla a 1 mm de grosor.

Espolvoreamos la superficie de la masa con fécula de maiz y la comenzamos a enrollar,  hasta obtener un cilindro de masa que sellaremos con un poco de agua en el borde final.

Cortamos éste cilindro en porciones de 2 cm y marcamos el centro del mismo con la yema del dedo para marcar la forma característica que tiene éste dulce en el centro.

Ponemos a calentar el aceite de girasol a fuego medio y comenzamos a freír los RGHAIF,  hasta que estén dorados.

Escurrimos el exceso de aceite y los bañamos en la miel durante unos minutos.

Escurrimos el exceso de miel y los espolvoreamos con sésamo tostado.